Actualidad

Científica argentina creó una retina con células madre

557
Científica argentina creó una retina con células madre

Se trata de Valeria Canto-Soler, que dirige a un grupo de investigadores en la Universidad Johns Hopkins de los Estados Unidos, creó por primera vez una retina del ojo en miniatura en el laboratorio a partir de células madre pluripotentes inducidas.
Canto-Soler, que nació en Mendoza, se graduó en biología en la Universidad Nacional de Córdoba, se doctoró en ciencias biomédicas en la Universidad Austral en Buenos Aires y se fue a los Estados Unidos en 2002 para hacer un postdoctorado. En 2008, fue nombrada profesora en la universidad y empezó a desarrollar una línea de investigación con las células madre para los problemas de visión, y ahora tuvo un gran éxito que fue publicado ayer por la revista especializada Nature Communications.

El avance puede servir para estudiar y, en el futuro, tratar y curar muchas enfermedades oculares relacionadas con la pérdida de visión por lesiones en la retina. "Básicamente hemos creado una retina humana en miniatura en un plato de laboratorio que no sólo tiene la organización arquitectónica de la retina, sino también la capacidad de percibir la luz", explicó la coordinadora del estudio, Valeria Canto-Soler. Al igual que muchos procesos en el cuerpo, la visión depende de distintos tipos de células que trabajan coordinadas y, en este caso concreto, se encargan de convertir la luz en algo que pueda ser reconocido por el cerebro como una imagen.

Ahora bien, la investigadora advirtió que los fotorreceptores son sólo "una parte de la historia del complejo proceso de la visión" en el que están implicados el cerebro y los ojos, y su laboratorio aún no ha recreado todas las funciones del ojo humano y su relación con la corteza visual del cerebro.

El prototipo de retina se ha fabricado a partir de células madre pluripotentes inducidas (iPS) humanas y podría, en el futuro, conducir a la ingeniería genética para el trasplante de células de la retina que podrían detener o incluso revertir la progresión de un paciente hacia la ceguera por una lesión en la retina.

Células progenitoras. Las posibilidades de las células iPS en la medicina regenerativa siguen en fase de experimentación, aunque ya hay resultados prometedores en algunos campos, como el cardiovascular.

Las células iPS son células adultas que han sido reprogramadas genéticamente a su estado más primitivo y que, bajo circunstancias muy concretas y precisas, pueden desarrollarse en la mayoría o todos los tipos de células del organismo humano. En este caso, el equipo de la Universidad Johns Hopkins, dirigido por la argentina, las reprogramó para que se convirtieran en células progenitoras de la retina cuya función es formar el tejido de la retina sensible a la luz que recubre la parte posterior del ojo.

El equipo de Canto-Soler empleó una sencilla técnica para fomentar el crecimiento de las células progenitoras de la retina.

No es la primera vez que se generan retinas tridimensionales a partir de células madre. Se habían hecho en Japón. Pero sí es la primera vez que se consigue una retina con las células madre pluripotentes inducidas. “Este resultado -señaló- abre la posibilidad de producir retinas hermanas de las dañadas en las personas para luego probar tratamientos en el laboratorio. Esto se sumaría a la tendencia hacia una medicina más personalizada. También, se podrían hacer trasplantes de esas retinas, pero aún necesitamos más de cinco años de investigación”, destacó la científica argentina.
Argentina.ar

Sobre el Autor  / 

El Circular

Diario Digital

Artículos Relacionados

Seguinos!

Galería

    Suscribite

    Recibí los eventos, promociones y noticias en tu mail.

    Conectate con nosotros por los siguientes medios.