Actualidad

Científicos argentinos detectan como medir el hielo antártico

586
Científicos argentinos detectan como medir el hielo antártico

Mediante una serie de sensores instalada a miles de kilómetros, la innovación tecnológica permite profundizar las investigaciones en sectores tan sensibles por el cambio climático mundial. Puede realizarse solamente en verano. La iniciativa se presentó en la 25º edición de RAPAL, el encuentro de todos los países latinoamericanos que participan en la Antártida y que este año tiene la sede en Buenos Aires. Científicos argentinos comenzaron hace poco más de un mes a medir la evolución de los glaciares antárticos a miles de kilómetros de distancia, mediante un sensor que envía información a un satélite nacional. La innovación tecnológica permitirá profundizar la investigación de glaciares, de importancia mundial por el cambio climático, durante todo el año. Según investigaciones de científicos argentinos, en estos 50 años se perdió un 80% de masa de glaciares de la península antártica.

El sensor de humedad se instaló en febrero en el glaciar Gourdon, en el archipiélago de James Ross, a unos 30 kilómetros de la base argentina Marambio, una de las siete bases fijas que tiene el país en el continente blanco, desde que fue el primero en habitarlo hace 110 años. Según explicaron los especialistas, el sensor envía datos de temperatura y humedad de forma periódica a un transmisor que manda la información a un satélite argentino. La base de la CONAE en Córdoba recepciona los datos y los deja en un servidor al que pueden acceder los científicos. Ahora podrán monitorear la situación del glaciar sin estar presentes.
.
La Antártida contiene cerca del 80% del agua dulce del planeta, y registra la media de humedad y la temperatura promedio más bajas del planeta, de ahí su importancia para ser el "cubo de hielo" del planeta.
El país cuenta desde hace años con investigaciones nacionales sobre los glaciares. Una de ellas la lidera el glaciólogo Hernán Sala, del Instituto Antártico, que asiste al territorio más limpio y pacífico del planeta desde 1993. Trabaja en la Isla 25 de Mayo, en cooperación con Alemania, monitoreando al Glaciar Fourcade, ubicado a un kilómetro y medio de la base Carlín. Lo analizan en profundidad en verano, y en invierno se queda una persona, llamada "invernante científico", monitoreando no sólo ese, sino los otros 15 proyectos que se realizan en esa base.

Fuente: Tiempo Argentino.


Sobre el Autor  / 

El Circular

Diario Digital

Artículos Relacionados

Seguinos!

Galería

    Suscribite

    Recibí los eventos, promociones y noticias en tu mail.

    Conectate con nosotros por los siguientes medios.