Actualidad

En marcha el Nuevo Código Civil

539
En marcha el Nuevo Código Civil

Algunos ejemplos de los cambios en la vida de los argentinos. Pareja y Divorcio: Para iniciar un trámite de separación será suficiente que uno sólo de los cónyuges manifieste su voluntad de divorciarse, sin necesidad de que exista mutuo acuerdo ni transcurra un plazo mínimo desde la celebración del matrimonio. Quien desee separarse no tendrá necesidad de acreditar la causa: la infidelidad ya no es causal de divorcio. Quien desee divorciarse deberá presentar una propuesta que regule los efectos de la separación (los gastos, la vivienda, las deudas). Y si tiene hijos deberá además presentar ante la Justicia un plan de parentalidad, en el que especificique las modalidades bajo las cuales desempeñarán el cuidado de los chicos. Para aprobar el plan, el juez deberá escuchar si los hijos están o no de acuerdo con esa propuesta, o proponen algo distinto. Para casarse, el Código fija que hay que tener 18 años o más y los conceptos de hombre o mujer se reemplazan por "contrayentes". Se incorpora así el matrimonio igualitario, con todos sus alcances. Otra modificación: cualquiera de los cónyuges puede optar por usar el apellido del otro, con la preposición "de" o sin ella. Los hijos nacidos de una mujer por las técnicas de reproducción asistida son también hijos del hombre o de la mujer que prestó consentimiento previo, que mostró “voluntad procreacional”. Es decir, cuando se recurre a estas técnicas porque uno de los integrantes de la pareja no puede concebir, y se utilizana gametos de un tercero, se reconocerá como padres a la pareja que deseó la concepción del niño, con independencia de quién haya aportado los gametos. En este tramo del Código queda institucionalizada la reproducción asistida. También se establece que la existencia de la persona comienza desde la concepción. Las personas nacidas mediante técnicas de reproducción asistida tienen derecho a conocer su origen biológico. El centro médico deberá guardar un registro, al que el hijo podrá acceder mediante presentación judicial en la que certifique las razones por las que quiere conocer esa información. Por primera vez en Argentina, se incorpora la figura del concubinato, del mismo o de diferente sexo, y se establece un régimen jurídico para las convivencias, que tiene efectos jurídicos diferentes a los del matrimonio. En las uniones, el conviviente no es heredero de su pareja; la única manera que reciba la herencia es hacer un testamento. Otra novedad son las convenciones matrimoniales, que regulan la división de bienes antes y durante la unión. Las convenciones matrimoniales se realizan mediante escritura pública en la que se detallan los bienes que cada uno lleva al matrimonio; se enuncian las deudas y las donaciones que se hagan entre ellos. Esta convención puede ser modificada por los cónyuges después del año de su aplicación. En caso de que la unión concluya, cada miembro de la pareja se quedará con los bienes que declaró como propios. Los matrimonios ya constituidos antes de que entre a regir el nuevo Código deberán esperar un año para optar por un sistema de separación de bienes.

Sobre el Autor  / 

El Circular

Diario Digital

Artículos Relacionados

Seguinos!

Galería

    Suscribite

    Recibí los eventos, promociones y noticias en tu mail.

    Conectate con nosotros por los siguientes medios.